Puzzle 2000 piezas

Hay determinadas situaciones donde se tienden a hacer más reuniones en familia o con amigos dentro del hogar. En esos momentos, es muy común jugar a juegos de mesa como a las cartas o el parchís. Sin embargo, muchas veces se acaban las opciones y tendemos a poner la televisión o simplemente, a estar con los teléfonos móviles sin disfrutar de lo que se sucede alrededor.

Por ello, como juego alternativo siempre se debe tener en casa un puzzle. Da igual si es nuevo o ya está empezado. Nada más comenzar a jugar conseguirá dar un toque de magia y cambiar el ambiente de la reunión. El juego ideal para estas reuniones es un puzzle 2000 piezas. 

Es muy común pensar que los puzzles son aburridos y que con las nuevas tecnologías es algo casi arcaico divertirse construyendo uno de ellos. Pero sí, es muy divertido y además beneficioso para nuestra mente.

Realmente los puzzles vienen de tiempos pasados, pero su éxito ha conseguido que sea uno de los entretenimientos que mejor ha conseguido perdurar en el tiempo.

Entre estos rompecabezas de dificultad media, podemos encontrar tendencias como la construcción de edificios o mapas. 

En los puzzles educa 2000 piezas hay varios ejemplos de estos:

  • λ Si las historias de piratas son una de tus pasiones, existe una opción de “puzzles de 2000 piezas” irresistible llamado “2000 Mapa de Piratas”. Además tiene un rango de edad muy grande (de 12 a 99 años) por lo que no puede faltar entre los fans de esta temática.
  • λ Otra de los diseños más populares de puzzles educa 2000 piezas es el puzzle llamado “2000 Símbolos del mundo”, con el que podemos saber qué edificios, estructuras y animales son típicos de cada país y ciudad de todo el mundo.

Puzzles de 2000 piezas: Historia

Centrándonos un poco más en la historia de estos magníficos juegos, vamos a dar algunos datos más sobre su origen.

La idea del primer puzzle llegó en 1766, cuando a un cartógrafo londinense llamado John Spilsbury, se le ocurrió cortar uno de los mapas que había creado. 

Este pegó un mapa a una tablilla de madera y lo recortó por las líneas de sus fronteras. El objetivo de John era enseñar geografía a través de las piezas a sus alumnos, teniendo estos que pegar las piezas recortadas en el lugar correspondiente. 

En un primer momento, a este rompecabezas se le dio el nombre de “disecciones” ya que al ser piezas de madera cortadas con una segueta, no encajaban exactamente. 

En poco tiempo John crea su propia empresa para la venta de puzzles al público. Tal fue el éxito que estaban teniendo las “disecciones”, que enseguida se da cuenta de que no es capaz de hacerse cargo de tanto trabajo en solitario. La elaboración de las disecciones era un trabajo puramente artesanal que conllevaba tiempo y esfuerzo. Por eso, para realizarlo decide contratar a un ayudante (llamado Harry Ashby). 

Las primeras creaciones fueron con cuatro continentes: Europa, América, África y Asia, y además incluyó Gales, Irlanda, Inglaterra y Escocia. Estos contaban con gran cantidad de piezas, y se convierten en los precursores de los puzzles educa 2000 piezas que también son mayoritariamente de mapas.

A partir del siglo XIX se crean muchas empresas para la comercialización de estas “disecciones” y comienzan a aparecer rompecabezas con un número de piezas menor y mayor. Este tipo de juegos eran muy populares entre todo tipo de personas de clases sociales y edades diferentes. 

En este momento ya no solo se hacen de mapas, sino de cualquier imagen como retratos y paisajes. Aquí las “disecciones” adoptan el nombre anglosajón “jigsaw puzzle”.

Seguro que cuando llegaste a esta página para comprar un puzzle de 2000 piezas no esperabas aprender tanto. Pero esto es tan solo una pequeña muestra de cómo todo lo relacionado con los puzzles además de entretenido, es también conocimiento.